Capítulo 0. Necesito salir de casa.


Tras dos semanas con los niños, encerrado en casa por sus vacaciones de otoño ¿? llega el fin de semana, y necesito salir de casa, y respirar algo de aire puro, hacer algo de ejercicio para eliminar las toxinas de pilares, que no son pocas.
Así que cojo el coche, y sin tener muy claro hacia donde voy, tiro carretera a ver si me encuentro algo que pueda subir.

Como no se muy bien donde voy, en cuanto veo una colina, que más o menos me puede costar 2 o 3 horas, andando tranquilamente, me tiro por ahí, empiezo a subir, a subir a subir con el coche, y está todo lleno de casas por todos los lados, construyen por todos lados!!. Esto es peor que la ley de Costas española!!!!




En cuanto paso el último pueblo y veo un caminito, aparco a Berta, me calzo las botas, y me meto por un sendero sucio, sin señalizar y con muchas pintas de desaparecer instantáneamente, pero no! parece que vuelve a llegar hasta la carretera, y como ya estoy cerca de la cima, me meto bosque a través, para llegar hasta el punto más alto de la colina, me siento en un tronco, y me pongo a escuchar el más absoluto silencio.


Pequeña actividad para eliminar tensiones, espero que muy pronto, podamos empezar a meternos caña…

Capítulo 1. El retorno de los Dragones.

Llevo ya un mes en Suiza, y todavía no he pisado la montaña decentemente, así, que, armándome de valor, cojo los esquís de travesía, preparo las focas, los encero un poquito, madrugo por la mañana, y ale, a buscar una estación de esquí para comenzar la TEMPORADA 12/13.

Tras un largo viaje de 1 pedazo de hora, me planto en las pistas de Glacier 3000. Es un pequeño glaciar que se mantiene en los pre-alpes Suizos. Pero para mi sorpresa, hay una pedazo de pared totalmente vertical (que sería la delicia de Bartolo) y que me impide acceder a las pistas de esquí, así, que pregunto en taquilla si puedo coger el teleférico solo para acceder a las pistas, sin forfait.

Atiende! Resulta que es más caro coger el teleférico para subir y bajar (73.-) que cogerlo para esquiar todo el día (60.-) así que ya que estoy aquí, pues me voy a gastar los cuartos, y me voy a dar un capricho, (pensando, la nieve va a ser una mierda…pero bueno)

Después de 15 minutos en teleférico, llegamos a la estación y ooooooo, pedazo de nieve polvo que inunda el trocito de estación. Empezamos de nuevo a recordar como era esto…..cambio de pesos, pesos repartidos dependiendo de la nieve, la inclinación….a si, vale, es verdad, ahora me acuerdo….

Bajadas con giros cortos, giros largos, practicando el canteo, pin, pan, pin, pan, ooooooooo que gustazo!!!

Como siempre, ni se para para comer, ni para nada, sube, baja, sube, baja, sube baja, bocata en la cinta, se baja se sube, se baja, se sube, barrita de chocolate, se baja, se sube, se baja, se sube,…y así sucesivamente XD.

Llegan las 16, y por aquí se empieza ha hacer de noche ya, así que a Berta, barrita de chocolate, y para casa, a prepararme una comida digna de un rey.

 LA TEMPORADA DE ESQUÍ HA COMENZADO. 

Suiza. Capítulo 0