Quedamos el viernes después de comer, con los deberes hechos y preparados para un fin de semana de esquí de montaña total!!!!!!! Nos dirigiremos a la zona de Collarada para, ir el sábado a Peña Nebera y el domingo subir Collarada, como cuenta pendiente.


Viernes

Metemos todo el material en la furgo de Iñi y nos encontramos a una visita sorpresa, Javichu se sube con nosotros hasta Jaca para amenizarnos el viaje, aunque para eso, ya esta Rocky, que nos ilustra con una de sus exposiciones teóricas durante las 2 horas del recorrido.
Tras parar en el camping de Rocky y recoger el resto de material, partimos hacia el supermercado, adquirimos unos enseres en el establecimiento, 😉 y cogemos rumbo hacia la fuente del Paco, justo encima de Villanúa.

Nos preparamos la mochila, y partimos hacia el refugio de la Espata con el sol ya puesto, con lo cual, a lo que nos encontramos la nieve, ya es de noche; nos enfundamos los esquís, que como todo buen cutreventurero los llevamos sin montar (en mitad del bosque de noche, ponte a deshacer la mochila, buscar las focas, ponerlas a los esquis,…) en fin, cerca de las 20:00 llegamos al refugio nos preparamos para hacer la cena y….. casi no tenemos gas para cocinar, ¡¡bieeeen!!

Preparamos la Cena Extrem con la sombra de morir de inanición pero afortunadamente conseguimos cenar e incluso preparar un poco de té. Preparamos la mochila, la ropa, el saco y ale… a dormir!





Sábado

Madrugamos, madrugamos mucho, madrugamos tanto, que también podemos decir que trasnochamos, desayunamos solo un poco porque no tenemos tiempo, zumo recién exprimido, croisants a la plancha con mermelada, tostadas con tomate y aceite, unas tortitas,…. ¡ah no! perdón, nos comemos un bollo congelado con chocolate y arreando.

Nada más salir, la nieve esta muy dura, así que nos enfundamos las cuchillas y comenzamos a tirar hacia arriba. Las fuertes rachas de viento, portadoras de cristales de hielo que azotan nuestros rostros y nos queman la piel no son excusa para abandonar, así que como aguerridos montañeros, seguimos avanzando hasta por fin, llegar a nuestro primer pico, El pico Somolas. Nos enfundamos los Gores, quitamos las pieles y para abajo, aunque la nieve esta increíblemente congelada.

Como el viento no es suficiente, Iñigo decide lanzarse a la piscina y caer con toda la cara, dejándose una herida muy fea en toda la mejilla, perfecta para que todas las chicas se interesen por que le ha pasado y queden prendadas por la historia de dureza y superación personal.

Antes de comenzar a subir el segundo y principal pico, nos damos una vuelta por la plana, en plan paseo dominguero, cuando finalmente lanzamos el ataque a Peña Nebera (si, neBera, subimos un pico, no un frigorífico) en apenas 10 minutos nos plantamos en la cima, unas barritas, los gores y… a gozar 1000 metros de desnivel esquiable!!!

30 minutos después ya nos encontramos en el refugio, preparados para irnos a dormir a las… 13:50 …. ¡oh porras! pues nada, a pasar el rato… nos preparamos algo de comer, nos tiramos a la bartola, nos preparamos un té, nos tiramos a la bartola, encendemos un fuego con el pedernal para evitar morir congelados con los 14ºC que tenemos fuera del refugio, nos tiramos a la bartola, nos preparamos la cena y a las tantas de la madrugada, las 21:00 nos vamos a dormir.



Domingo


Durante toda la noche, apenas podemos pegar ojo, porque las ráfagas de viento están a punto de llevarse el refugio volando (y esto no es coña), pero justo a la hora de levantarse, parece que el viento amaina y nos decidimos a intentar hacer una circular a Punta Espata en vez de Collarada, porque como sople el mismo viento que esta noche, no estaría escribiendo estas líneas aquí y ahora.

Así que realizamos una circular muy chula, subiendo a al Bacún Norte 2 veces y tiramos para el refugio para recoger todas nuestras pertenencias y tirar de nuevo hacia casa.
Con todo preparado en las mochilas comenzamos el descenso hacia la furgo de Iñigo, con muy buenas sensaciones y un fin de semana maravilloso.


Os dejo los tracks de los dos días:
Somolas + Peña Nebera

Circular a punta Espata: