Antes de nada, perdón por este pedazo de parón de mes y medio, hemos tenido problemas técnicos y no he salido a ningún sitio, el equipo ha estado ocupado trabajando, estudiando, etc, etc, así que a ver si os vais animando y podemos ampliar el equipo

¿Qué os parecen las vistas mientras cenamos?

Margalef


Pedazo de lugar, margalef, mítico lugar de escalada de gente muy importante en el mundo de la escalada como Iker Pou, Guillermo Toledo.


Viernes

Cutreventura!!!

Nuestros aferrados exploradores, consiguen llegar hasta los límites del mundo conocido para realizar la más extrema de las escaladas. Después de encontrar sitio para las furgonetas en los diversos aparcamientos (todos ellos llenos) despliegan todo el material de cuerdas y hierros, y comienzan las ascensiones.
Los lugareños, atónitos ante semejante muestra de valor y destreza, rinden sus mayores manjares a nuestros fabulosos exploradores (la tuca les robó a unos chavales un paquete de donetes)
Cuando la noche comienza a cernirse sobre sus cabezas, no les queda más remedio que refugiarse en sus palacios furgonetiles no sin antes, ingerir algunos manjares que habían obtenido a cambio de dinero.


Sábado


Tras un aguacero semejante al diluvio universal, el equipo cutreventura, ante la imposibilidad de realizar la escalada, decide partir hacia la capital, Lérida, para acudir a un Buffet Libre por 4 € en los que se ponen tibios de comer, alguno de ellos incluso, sufre alucinaciones tras ingerir más de 400 gr de panceta de la buena.






De nuevo a la zona de escalada, nuestros exploradores, ponen el grito en el cielo, pues ha quedado un día espectacular, que han perdido comiendo como auténticos animales, pero son demasiado valientes, y con toda la triporra llena vuelven a realizar algunas de las escaladas más fáciles de la historia.


Antes de irse a dormir, los montañeristas cogen los palacios furgonetiles y se desplazan a otra de las zonas de escalada de Margalef, mientras cocinan la cena, disfrutan de una puesta de sol tan maravillosa, que las lágrimas brotan de sus valientes ojos.


Domingo


Tras disfrutar de un desayuno completo de campeones, nuestros montañeros, guiados por Guindo, se dirigen hacia la zona de escalada, llegan hasta el final del camino, dan la vuelta porque se han equivocado, vuelven a la zona de acampada, cogen otro camino, y por fin, se encuentran a pie de vía.

Tras disfrutar de un día espléndido, cielo azul, temperatura idónea, y cámara fotográfica de Iñigum, recogen los bártulos, y se vuelven a casa con los deditos destrozados y los pies machacados por la excepcional roca de margalef.

Patrocinados por Fixe

Margalef