Volvemos a España, y para pasar la nochevieja, como ya va siendo tradición, montamos el…

Winter Senegüe’s Extreme

Tras la cutreventurada previa en el Moncayo, preparamos todos nuestros bártulos, quedamos todos los amigos en la cabaña de los Toledo (cada uno que suba cuando quiera y cuando pueda) y nos encaminamos hacia el lugar donde reposan nuestros sueños, los Pirineos!.

Día1: Los amantes de la luna.

Llegamos a la cabaña, cenamos con los Patriarcas de la Familia Toledo (los papis de Guindo y Rocky) como unos auténticos marqueses, y cuando ellos se marchan a tomar algo por la noche, Rocky y yo, enfundamos NUESTROS esquís de travesía (jajajajajaj, me meo de risa por la broma interna) preparamos las pieles de foca, cuchillas, frontales, y nos dirigimos hacia las blancas y nevadas laderas de la estación invernal de astún para realizar una pequeña subida a La Raca bañados por la espléndida luz de la luna llena.

Como la nieve esta un poco dura, y rocky es la segunda vez que se pone unos esquís de trave, tenemos unos pequeños problemas técnicos, así que valoramos, o cada vez que nos resvalemos nos tiramos al suelo e intentamos clavar los dientes en la nieve (las palas son un buen ancla) o nos ponemos las cuchillas para ir más tranquilos.
Decidimos ponernos las cuchillas, porque no nos hemos lavado los dientes con la nueva pasta Colgate Sense, y nos duelen un poco las encías al contacto con la fría nieve, así que, tiramos para arriba.

Justo antes de hacer cima, vienen como alma que lleva el diablo, los petaos de nuestros amigos, que se están preparando para las pruebas de guía de Alta Montaña con Iñigorras a la cabeza.

Llegados al punto más alto, fuera focas, cambio de posición en las fijaciones, foto típica, cervecita en la cumbre y a disfrutar la bajada!!!!

Día 2: Quiero ser como Kilian

Tras madrugar un poquito y comer como nos merecemos, después de la aventurilla de anoche, estamos indecisos bore que podemos hacer, como no nos decidimos, nos calzamos las zapatillas, arramplamos los bastones, el frontal, algo de agua y nos vamos a correr por el monte, cuales cabras preparándonse la UTMB.

Primero nos dirigimos por en medio del bosque hacia unas piedras, luego, seguimos por la nada a intentar llegar a la cima de la colina, cuando llegamos a la cima, avanzamos un poco más, buscando el punto más alto de otra cima anexa, pero como no sabemos muy bien como llegar, y se está empezando ha hacer de noche, utilizamos un poquito la cabeza, y decidimos darnos la vuelta.

De bajada, tomamos otros rumbos distintos, que nos parecen más fáciles para bajar, pero llegados a un punto, nos encontramos bastante alejados del camping, así que empezamos a buscar algún sitio para descender, y justo, nos encontramos un camino que llega al pueblo de al lado, ¡estamos salvados!. Por el camino lo pasamos como niños, saltando, corriendo, acelerando, brincando por todas las piedras, las ramas que encontramos, hasta que llegamos al pueblo, con una sonrisa tonta en nuestros labios. Volvemos al camping, duchita y a cenar!




Día 3: Nous allons en France!! oh là là

A la meme façon que toutes les annes, nous allons en France pour faire un peu d’esquí sur l’estation d’esqui d’Artouste. C’est la mieux estation du monde, pasce que nous sommes soul en tout l’estation (il y a 50 personnes en total) mais cette année nous ne regardons pas a Pere Nöel et les bons-bons ne arrivent pas, dons, nous nous mangeons notre chocolat.

Après-midi, nous allons au bar et nous demandons un crepe et un gofre au chocolat, c’est sont très bonnes et pas très cher, donc, nous rangeons notres esquis, prenons les voiture et regresamos a España para preparar la cena de nochevieja, que nos vamos a poner como el quico!.

Día 4: ¿Cómo empezar el año?

Estamos divididos en dos facciones claramente marcadas, los Raider To Chungos (Guindo, Vanesa y Javi) y Los To Petaos (Rocky y yo)
Así que en vez de hacer como la política española, y turnarnos el poder mientras robamos esquís y tablas por la estación, decidimos irnos cada uno por nuestro lado, y luego nos juntamos en la cabaña y comemos juntos.
Así que los Raiders se van a practicar el descenso en tabla, y nosotros nos vamos a investigar un poco por los confines de Formigal.

Subimos por el barranco Zambucho y llegamos hasta la cresta, para poder observar la increíble vista del Barranco de Izas. Seguimos subiendo hasta llegar a la cota más alta de formigal, ya que la nieve no está en sus mejores condiciones para irnos fuera de pista, y mientras subimos, nos encontramos a unos chavales, esquiando por una pista cerrada de formigal, donde una chica, se mete un piñazo y nos tiñe toda la pista de rojo con la nariz rota, pero se apañan, y consiguen seguir su ritmo; nosotros a lo nuestro, a llegar hasta arriba.

Una vez alcanzada la cima, nos abrigamos bien, porque el viento comienza a arreciar, las nubes se multiplican y el día se destroza minuto a minuto, así que tras un descenso tranquilito por las pistas, y sin apenas mucho gentío, conseguimos llegar hasta el pie de pista, donde nos espera Berta, para llevarnos a la cabaña de los Toledo, y darnos un festín comiendo.