Espolón del Gállego

Nos dirigimos hacia una nueva aventura, el espolón del Gállego, en los mallos de Riglos.
El equipo, compuesto por dos cordadas, Iñigo y su hermano, y Guindo y yo.
Vamos a por el!
Como es costumbre, la cordada del tito Iñigo, va totalmente equipada, y nosotros vamos con la cuerda de deportiva y unas chapas de papel maché que hicimos de taller en los campamentos (jajaja)
Supuestamente, es una ascensión, fácil, sencilla y para toda la familia, pero en el segundo largo (el cuarto, puesto que empalmamos un par) se me va la cabeza, me meto por donde no debo 🙁 se me suelta una piedra, y me voy a volaaaaaar unos 6 metros.
El resto de la excursión lo abre nuestro compañero Guindo, que supera con creces los restos de aprensión que le quedaban de su último vuelo.

El equipo escalando a tope

Finalmente, decidimos no realizar la excursión completa, y bajamos por el camino tradicional, regresamos por la maleza hasta encontrar de nuevo el camino que nos lleva al coche, comemos como auténticos cerdos, y nos vamos ha hacer una visitita a las tiendas de huesca.

Ya se ve la cima!

Espolón del Gállego

https://picasaweb.google.com/107438170915059833853/EspolonDelGallego?authuser=0&feat=directlink