Esta semana ha sido bastante intensa:

Miércoles: Escalada en los Mallos de Riglos
Viernes: Ferrata del canal del Palomo y Barranco del palomo 2×1 en Vadiello
Sábado: Pico Bisaurín
Pero como dijo Jack el Destripador, “Vayamos por partes”
Escalada en los Mallos de riglos

Nos levantamos prontico para ir hasta los Mallos, Ana, Bartolo y yo, pensando pensando… que podemos hacer, Bartolo nos convence para ir a subir la Choper alegando que son cuatro V y un 6b, pero que se puede hacer con pedaleta o acerando (que ingenuos somos…)





Llegamos a los Mallos, y nos quedamos unos segundos mirando los bonitos que son, y disfrutando del día tan bonito que nos ha salido, nos preparamos todo el material y vamos al lío.


Empalmamos dos largos y bufffff, Ana y yo llegamos arriba sudando la gota gorda y apretando realmente fuerte. El tercer y cuarto largo, nos lo vuelve a empalmar el señor Bartolo y se queda a 1 metro de quedarse sin cuerda. Todavía son más duros estos largos que los de antes, y ya arrastramos el cansancio en los brazos, nos cuesta un poco más y mientras Bartolo dice que se aburre (¬_¬)






El último largo, Bartolo tiene que apretar, Ana, acerando logra sacarlo, y yo, no puedo ni cerrar las manos, así que lo acabo haciendo bien de trampas, igual que si no lo hubiera hecho, lo mismo, jajaja.


Por fin llegamos arriba, disfrutamos de las vistas, y para abajo, que nos lo hemos ganado.
En el aparcamiento, nos quedamos sin batería en el coche, menos mal que había unos muchachos muy majos que nos ayudaron a arrancarlo. Jejeje, ahora toca descansar, que nos lo hemos ganado.



Canal del Palomo y Barranco del palomo (2×1)



Conversación telefónica pinchada a los prestigiosos montañeros Guindo e Isra:

-Ei, que passssa?
– Que passa tío. Que hacemos mañana
– Pues he visto que ya se puede esquiar, pero hay que portear bastante
– Hummm, a mi me apetece mucho, pero igual se nos rallan los esquís
– Si tienes razón, el primer día tiene que ser glorioso
-Pues nos vamos a escalar, vamos para morata
– Y si hacemos un barranco? O igual el agua está muy fría
– Espera que busco alguno con poca agua
– Mira, los oscuros del Balced, uf, es muy acuático
– y el barranco del diablo, parece muy chulo
– Mierda, solo encuentro una reseña de ese barranco, y está en francés :s. Acabo de encontrar una reseña, el Canal del palomo, la vía ferrata más vieja de Aragón.
– A si, encima se puede rapelar luego, osea, como si fuera un barranco
– Vale, al final eso pues. XD



Quedamos pronto para ir al palomo, pero al final, salimos un pelín tarde. Llegamos a Vadiello, y a las 11,00 nos metemos a la vía.




La comenzamos y se va estrechando, la verdad es que es bastante chula, un poquito de agua, un poquito de sol, un poquito de humedad, unos clavos que están a tomar por culo el uno del otro.
Tras algún paso dificilillo, llegamos arriba con unas vistas excepcionales, y unas cuevas para habitar, realmente interesantes, cuando sale la 3º guerra mundial, ya tenemos sitio donde vivir. Jajajaja.



Comenzamos a rapelar, y acabamos con unas risas y sudando, porque entre lo angosto del canal, y los clavos que hay por todas partes, parece el barranco del auténtico infierno.


Legamos al coche, nos arreamos unos trozos de queso, y unas lonchas de jamón, y para casa, a descansar, que nos lo hemos ganado






Pico Bisaurín 



Madrugo en Zaragoza a las 6! de la mañana para ir a Puente la reina, que he quedado con Lauri, cogemos todos los tratos y nos vamos para arriba.


Llegamos al aparcamiento del Bisaurín, nos preparamos con todo el material y nos ponemos en marcha, Lauri, Gonzo y yo. 












Comenzamos a andar tranquilamente, sin prisas, que Lauri no tiene la rodilla para hacer locuras. Tras perder a Gonzo un par de veces, llegamos al a nieve!!!
La nieve está bastante blandita, así que seguimos andando tranquilamente mientras todo el mundo se pone piolet y crampones.














Tras un rato andado por la nieve, comienza a estar un pelín más durita arriba, y como los dos llevamos crampones sin estrenar, decidimos darlo todo y sacarlos.
Seguimos andando y cuanto más altos nos encontramos, más nos azota el aire. Casi al llegar arriba estamos a 2 grados y con rachas de viento bastante fuertes, lo que dan una sensación térmica muy baja.


Tras un ratito, finalmente, llegamos arriba, aunque está bastante cubierto, aún se puede ver alguna vista magnífica. Foto de rigor, y para bajo que hace bastante frío.









Decidimos parar y comer justo cuando acabe la nieve, y entre que estamos cascando y nos encontramos muy bien, finalmente llegamos a la furgo sin comer, y hasta que no volvemos a puente la reina, no nos sentamos a comer un bocado como debe ser.


Contentos y satisfechos, nos volvemos cada uno a su casita.


Finde intenso