Llega un momento en la vida, en que las tornas, cambian.

Llegamos después de una semana en la playa… (un suplicio, si no hubiera sido por la agradable compañía de algunas personas…para pegarse un tiro, jajajaja) y tenemos que quitarnos el mono del monte!!!!!

Así que, aunque estemos cansaditos, vamos ha hacer algo facilito y de paso, me llevo a mi padre y le explico lo que hacemos, el hombre que me enseño lo que soy, se convierte por un día en alumno y yo, en su profesor.

Salimos de Zaragoza después de ir a buscar a Ventura por su casa, ir a buscar el neo-preno de Guindo por su casa, de estar cascando ahí, pillando un capazo del copón, vaaaaaamos a buscar a mi padre, también por su casa, por fin, como dictan todos los manuales, salimos de Zaragoza a las 11, jajajaja.

Madre mia, te has hecho dañooooooor

 Tras un rato de conversación por las autovías de la comunidad, y parar en Bierge para alquilar un neopreto para mi señor padre, llegamos al barranco.
El sendero esta muy marcado y enseguida llegamos a la cabecera del primer rapel.

Mi padre rapela como un auténtico profesional, si esque…. lo llevamos en lo genes!!!
Así que avanzamos sin problemas

Que bien se lo pasan algunos!

 Algún saltito pequeñito, algún rapel mu facilicooo y llegamos a un pequeño salto en el cual   ¡¡¡ZAS!!! va ventura y cae encima de una piedra y se nos lexiona!

Alaaaaa, todo el barranco con dos minusválidos, pues nos ha costado un poquito más, hasta que han aparecido dos chavales muy majos, y nos han ayudado un poco a acabar.

Llegados al final, menos mal que solo quedan 10 minutos de retorno al coche, con ventura totalmente cojo. Tras la gran aventura de la gasolina, que algún día os contare, llegamos a Zaragoza, primera parada, el hospital, jajajaja
Todavía no conocemos el estado de Ventura pero seguiremos informando.
Ventura ya sabe montar reuniones!
Barranco muy sencillito y bastante bonito, para iniciación perfecto.

Formiga 2/10/11