La semana perfecta


Es una semana tan perfecta que no cabe en un solo en una entrada, aunque el blog sea tan inmensamente grande XD XD XD es broma, el blog es muy cutre   VIVA EL CUTREVENTURA!

Lunes

Nos enfundamos los arneses y las cuerdas, y al ser la fiesta de la universidad, pues nos dirigimos hacia Morata para escalar un poquito y disfrutar de la festividad (aunque la mitad de nuestro grupo ya no somos universitarios, conservamos el espíritu).
Tokoda, Venturini, Iñigorras y yo, nos tomamos la mañana con muuuucha calma, escalando la vía favorita de Ventura “Susurrosssss……” (ohhh que bonito).

Cambiamos de sector, y nos quedamos en……. chan chaaaaan “EL DIEDRO” (6A+) una vía de diedro, en la que hay que soportar la mayor parte de la vía el peso en las piernas, enfrentándolas contra las pareces buscar las mierdecillas más pequeñas para poder poner las manos. Iñigorras la abre sin demasiados problemas, y posteriormente, tras sudar, hacer un par de “insert coin” porque se me habían acabado las vías, logro llegar hasta arriba. yujuuuuuu.

Ya nos dirigimos hacia el coche, pero antes, hacemos un alto en el camino, para abrir la última vía, para que Tokoda pueda continuar evolucionando en esto de la escalada.

Un buen día de escalada, recogemos y ta Zaragoza.

Martes

Descansamos un poquito, toca jornada de Spa, mientras preparamos los planes para los tres próximos días, sacamos el material, nos preparamos la mochila y a dormir, que mañana hay que madrugar muy mucho.

Miércoles.

Iñigorras me pasa a buscar a eso de las 7.00 de la mañana y nos dirigimos hacia Eriste, para quedarnos dos noches en el refugio de Ángel Orús.
Tras dejar el coche, nos enfundamos las botas de trave, y el mochilón con la comida y todos los trastos y para arriba, que pensábamos que era un paseo, pero aun nos hicimos nuestros 600 metros de desnivel, andando por nieve, y por alguna zona, ligeramente escarpada y empinada, pero logramos llegar al refu.
Comemos un poco de nuestro pedazo de pan (pan de salchichas, cebolla y mostaza, el típico Pan-Dog) y nos vamos a dar una vueltecica.

El plan inicial era subir un pequeño pico cercano al refu, pero a lo lejos, divisamos una pala de nieve virgen en perfectas condiciones, y como no, para allí que nos dirigimos.
Ya sabéis, desde arriba, ffffiiishhh, faaaahsssss, fiiiiishhhh, faaaaahssss, y al llegar abajo…. maldita universidad, que nos hace firmar por cada pala que bajamos, jajajajajaja, pedazo de huella!!!! Allí se mantendrá hasta la próxima nevada.

Llegados al refu de nuevo, ducha calentita, ropa seca, y nos bajamos a cenar, una pedazo de cena con sopica, lasaña y unos sanjacobos con patatas… bruuutales. Nos leemos un par de revistas de frikis de montaña, y… oh! Madre mía! que ya son las 22:00 ui que tardeeeeee, a dormir!!

Jueves

Día grande, madrugamos a las 6:00 para dirigirnos hacia el pico Llardana (Posets) 3.371 metros. Salimos con los primero rayos de sol, con lo cual no necesitamos los frontales, aunque la nieve está realmente hecha una mierda, y más nos hubiera valido ponernos los crampones, pero en fin, tras disfrutar de un pequeño infierno, llegamos a una zona mucho más cuidada y donde el sol ya nos acaricia con su calor.
Subimos por la canal fonda, tomando un respiro a mitad, porque se me sale el corazón, y para entonces, ya me había muerto 2 veces. Nos comemos una mandarina mágica, y para arriba otra vez!
Llegados al collado del diente de Llardana divisamos una canal impresionante al otro lado del vallecillo, con lo que parece cientos de kilogramos de nieve polvo…. será nuestra actividad para mañana.
Seguimos subiendo hasta la cresta que nos llevará a la cima del Posets. Guardamos esquís, sacamos los crampones y tras un paseito nada dificultoso, por fin!!! Uno de los pilares del cielo pirenaico. Foto de rigor en la cima, y bajamos un poco para comer algo y recuperar fuerzas.
No se si me como un bocadillo de salchichón o pura energía cósmica en forma de bocata, pero al comenzar la bajada, me cambia la cara (normal, con esas palas y esa nieve)
Tras una buena esquiada de más de 1000 metros, llegamos al refugio, ducha, cena como auténticos marqueses (feel like a sir) nos echamos a la cama, para afrontar la última jornada.

Entre el Jueves y el Viernes

Una pareja de montañeros nos despierta hipertemprano porque van ha hacer el Posets, apenas hacen ruido, solo despiertan a todo el valle y parte de la sierra de guara.

Viernes

No madrugamos en exceso, nos abrigamos, aunque no mucho, ya que el tiempo no es tan frío como en días anteriores, y en vez de tirar hacia el infierno helado, giramos hacia la izda, donde el terreno es mucho más liso y fácil de subir. Tras hacer una parada y ver como la Tuca inventa el Rocasquí ( se sube una piedra en la boca, se apoya la pata delantera, y te tiras por la cuesta XD)
Llegamos a la cara oeste, nos enfundamos los crampones y el piolet y tiramos para arriba.
La canal está helada, pero no demasiado dura, así que se asciende muy cómodamente hasta el collado, donde comprobamos que al otro lado, hay una nieve, impresionantemente buena! a disfrutar de la bajadaaaaaaaa.
Volvemos al refu, pagamos nuestras deudas como buenos Lanister, porteamos todo en las mochilas y para abajo, que nos espera la fiesta Pre-Taviraaaaaa!!!!!!!

La semana perfecta