Nuria de noche, Nuria de día 
(La violación de la montaña)

Finde de fiesta, así que se prepara un buen plan, muy interesante.

Mediante la página de Barranqueros Barcelona, quedo con un chaval para ir ha barranquear, aunque de una forma algo diferente… el hace lo barrancos de noche, así que…. preparaciones para mi primer barranco nocturno.

Las gorgas del nuria es un barranco bastante acuático, pero muy divertido con el caudal justo, justamente el que llevaba ese mismo día, así que quedamos a las 18:00 en el aparcamiento de Queralbs. Raúl y David, dos chicos realmente simpáticos, se nota que la montaña es la mejora formadora de personas. Ellos, profesionales del sector, con grandes focos lumínicos, y yo, como mandan los cánones del Cutreventura, con un frontal de 8 euros del Decarton, si se rompe…pos mira…

Así que tras hacer la aproximación mientras va anocheciendo, llegamos a la cabecera del barranco con la noche completamente cerrada, sobre las 21:30 y comenzamos con el famoso rapel desde la Tajadera.

Tras los primeros toboganes y rápeles, la sensación es extraña; la primera impresión es que el agua está completamente helada, tenemos que pensar que estamos al final de septiembre, pero pasados unos minutos, el cuerpo se va acostumbrando; la otra sensación es en el momento que pierdes el equilibrio, y gracias a mi cutrefrontal, es difícil situarse de nuevo, puesto que la luz rebota, el agua de la cascada cae sobre tu cabeza, pero no encuentras ningún punto para situarte correctamente, de todas formas, en cuanto tocas el agua, esta sensación desaparece y vuelves a encontrarte a ti mismo.

Finalizamos el barrancos sobre las 00:00, nos secamos, comemos algo, Raúl y David vuelven para Barcelona, yo me quedo en Nuria para intentar mañana la ascensión al Puigmal.

Son las 8:00 de la mañana, se me había olvidado poner el despertador en el movil, así que me he dormido, quería haber salido un poco antes, ya que las predicciones eran de lluvia, pero bueno, desayuno un poco, y tengo la mochila y todo preparado para partir, así que desde Queralbs como el Cami Vell y en 8 km y casi 1000 m. de desnivel me planto en la estación de Nuria, donde, para mi desgracia, puedo observar la pura y nada silenciosa violación de la montaña.

Domingueros por todas partes procedentes del tren cremallera, gente con botas semi-rígidas, parcas de esquiar, vaqueros, jerseys de lana, zapatillas de deporte, y demás indumentarias variopintas y decididos a subir al Puigmal (que aunque sea un pico fácil, son 2900m.) se mezclan con familias que van a pasar unos días “a la montaña” con sus maletas y sus reservas en un hotel de 4 estrellas en medio de la olla de Nuria rodeados de una especie de ¿Parque de atracciones? para los niños…. dios… esta no es la paz que busco en la montaña, así que me decido por el pequeño valle de Eina, y como el cielo amenaza con chubascos, me voy de investigación a una pequeña cima cerca de la olla principal.
Cuando comienza a llover, estoy justo en la cima, así que me preparo y comienzo el descenso hasta Queralbs, 18km y unos 1500m de desnivel, no esta mal, tenemos que ir preparando el entrenamiento para el invierno, que ya esta aquí…